¡Qué buen comparador de seguros!

Acepto las políticas de privacidad y soy mayor de edad

Si lo prefieres nos llamas

Responsabilidad del Inquilino y del Propietario en el seguro de hogar

¿Es recomendable “obligar” al inquilino mediante cláusula inserta en el contrato de arrendamiento para que contrate la póliza del seguro de hogar de la vivienda para cubrir los daños propios del continente de la vivienda y responsabilidad civil con el fin de “ahorrarse” el propietario los costes del seguro?.
 
Esta práctica está muy extendida, y es un verdadero DISPARATE.
 
La actual ley de arrendamientos urbano 29/94 con sus sucesivas modificaciones, en principio parece que permite esta posibilidad, según el art. 4.2 “…los arrendamientos de vivienda se regirán por los pactos, cláusulas y condiciones determinados por la voluntad de las partes, en el marco de lo establecido en el título II de la presente ley y, supletoriamente, por lo dispuesto en el Código Civil…”
 
Teniendo en cuenta que existen claramente dos responsabilidades bien diferenciadas, es decir, la del inquilino y la del propietario, pongo 2 ejemplos para que lo entiendan mejor:
 
Ejemplo de responsabilidad del inquilino de la vivienda: el inquilino se olvida de una cafetera en el fuego, que provoca un incendio que ocasiona daños en la vivienda propia, daños a las viviendas colindantes, daños a la comunidad de propietarios, 2 muertes por asfixia y 10 personas atendidas en centro hospitalario.
 
Ejemplo de responsabilidad del propietario de la vivienda: se produce un cortocircuito en las instalaciones eléctricas de la vivienda que provoca un incendio que ocasiona daños en la vivienda propia, daños a las viviendas colindantes, daños a la comunidad de propietarios, 2 muertes por asfixia y 10 personas atendidas en centro hospitalario.
 
Cuando acudimos a lo que dice el Código Civil, está perfectamente regulado y definida la responsabilidad que nace de culpa o negligencia en los artículos 1902 al 1910.
 
El artículo 1902 dice textualmente: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia está obligado a reparar el daño causado”.
 
Artículo 1907. El propietario de un edificio es responsable de los daños que resulten de la ruina de todo o parte de él, si ésta sobreviniere por falta de las reparaciones necesarias.
 
Artículo 1908. Igualmente responderán los propietarios de los daños causados: 1.º Por la explosión de máquinas que no hubiesen sido cuidadas con la debida diligencia, y la inflamación de sustancias explosivas que no estuviesen colocadas en lugar seguro y adecuado. 2.º Por los humos excesivos, que sean nocivos a las personas o a las propiedades. 3.º Por la caída de árboles colocados en sitios de tránsito, cuando no sea ocasionada por fuerza mayor. 4.º Por las emanaciones de cloacas o depósitos de materias infectantes, construidos sin las precauciones adecuadas al lugar en que estuviesen.
 
La ley ya deja claramente definida la responsabilidad que quien causa un daño tiene la obligación de repararlo, y la ley aquí no permite traspasar y delegar esta responsabilidad, es decir, corresponde al responsable del daño repararlo.
 
Por último, el pasado 01 de enero de 2016 entró en vigor la ley 35/2015, de 22 de septiembre, ley de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. En dicho texto normativo, se ha aumentado, considerablemente el importe de las indemnizaciones que pueden llegar a alcanzar hasta los tres millones de euros.
 
Las tablas contenidas en esta ley, es la referencia actual en España que se utilizan para valorar los daños y perjuicios causados para y por los daños corporales ocasionados que se le pueda imputar por cualquier tipo de responsabilidad, incluida la responsabilidad civil privada, familiar e inmobiliaria.
 
La información relativa a esta importante modificación normativa, corresponde a nosotros los mediadores de seguros transmitirla a nuestros clientes ya que puede afectar gravemente al patrimonio de nuestros clientes, debiendo revisar los capitales que tienen actualmente contratados en todos los contratos de seguro de hogar, de negocios, patronal, etc. aumentando y ajustando los capitales de responsabilidad civil para adaptarlos a esta nueva regulación.
 
Por lo expuesto anteriormente, nunca delegar exclusivamente en el inquilino la contratación del seguro de la vivienda, se le puede exigir que contrate un seguro que de cobertura a los daños propios de la vivienda alquilada, pero es fundamental que el propietario contrate un seguro que de garantía, seguridad y protección.
 
Delegar y confiar exclusivamente el seguro de la vivienda arrendada en el inquilino es sinónimo de problemas, por el motivo que sea, por defecto de cobertura, por rehúse de la aseguradora del pago del siniestro, por despiste del inquilino del pago de la renovación del seguro, etc. etc. etc.
 

RECOMENDACIÓN:

 
Que el propietario arrendador contrate un seguro de multirriesgo de hogar que de cobertura a los daños propios de la vivienda “continente” así como a su mobiliario “contenido”, y su responsabilidad inmobiliaria frente a terceros y frente al inquilino, con  un capital asegurado mínimo recomendado de 1.000.000,00 €.
 
Que el inquilino contrate un seguro multirriesgo hogar que asegure su mobiliario “contenido” y su responsabilidad frente al propietario de la edificación y responsabilidad privada y familiar frente a terceros, con un capital mínimo recomendado de 1.000.000,00 €.
 
Es muy importante tener presente que cuanto mayor sea el capital asegurado de responsabilidad civil, mejor protegido estará el patrimonio del asegurado.
 
Aunque es posible confiar la responsabilidad civil en el inquilino, lo que nunca se podrá delegar es la responsabilidad penal así como las multas y sanciones del responsable.
 
Fernando Colominas
27/07/2016

Otras Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies