¡Qué buen comparador de seguros!

Acepto las políticas de privacidad y soy mayor de edad

Si lo prefieres nos llamas

¿Qué ayudas públicas y subvenciones existen para emprendedores?

Si te estás planteando emprender tu propio negocio o si ya te has lanzado a la aventura, seguro que agradeces que alguien ponga un poco de orden en la maraña de ayudas disponibles para emprendedores y cómo solicitarlas. Por eso hoy os traemos una relación de las principales ayudas públicas y subvenciones que podemos solicitar durante las fases iniciales de nuestro negocio, desde la etapa inicial de concepción de nuestra idea emprendedora hasta los primeros meses de vida de este proyecto.

En este sentido, es preciso destacar que la mayor parte de las ayudas públicas existentes en nuestro país están relacionadas con la formalización de un proyecto de negocio mediante el desarrollo de iniciativas empresariales como trabajador autónomo o a través de la creación de una empresa de reducidas dimensiones, principalmente atendiendo al formato de una micropyme, es decir, con una plantilla inicial de entre una y nueve personas.

No deja de ser algo lógico que, cuando decidimos poner en marcha un nuevo proyecto, este se desarrolle ‘desde los cimientos’, o lo que es lo mismo, mediante la aportación exclusiva de trabajo del propio emprendedor o, en casos excepcionales, contando con el apoyo laboral de un reducido grupo de personas, intentando así contener los costes asociados a gastos de personal.

Por ello, si bien existen diversas ayudas públicas y subvenciones asociadas al desarrollo empresarial de start ups u otras iniciativas con una acentuada base tecnológica, independientemente de su tamaño, consideramos esencial poner el foco de atención sobre aquellos aspectos relacionados con el colectivo autónomo y la creación de pymes.

En definitiva, estas son las principales ayudas públicas y subvenciones a las que tienen derecho actualmente los emprendedores y emprendedoras para la materialización de su idea de negocio:

  • Exención integra de las prestaciones por desempleo. Para favorecer el autoempleo y la creación de nuevas empresas, las administraciones públicas y, en concreto, la Administración Estatal, han aprobado una exención completa de las prestaciones por desempleo en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para aquellas personas en situación de desempleo que tomen la decisión de emprender una actividad profesional o empresarial como trabajadores autónomos, siempre que su abono se haya solicitado mediante la modalidad de pago único.
  • Tarifa plana en la cotización a la Tesorería General de la Seguridad Social. De igual forma, todas aquellas personas con una edad inferior a los 30 años y que aborden su primera experiencia como trabajador o trabajadora por cuenta propia, podrá disfrutar de una tarifa plana’ de 50 euros en su cotización a la Seguridad Social durante los 6 primeros meses de actividad, además de una reducción en la base mínima de cotización del 50% durante los 6 meses siguientes, y una reducción adicional del 30% de la misma durante los siguientes 18 meses.
  •   Tributación reducida para autónomos y empresas de nueva creación. Tanto el colectivo de trabajadores por cuenta propia como las nuevas empresas pueden disfrutar además de un tipo reducido de tributación durante sus dos primeros años de actividad.

De hecho, los trabajadores autónomos tienen la posibilidad de emitir sus facturas con una retención delImpuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del 7% en lugar del 15% ordinario, mientras que las nuevas empresas pueden tributar en el Impuesto sobre Sociedades al 15% en caso de haber obtenido resultados positivos, y no al 20% habitual.

  • Reducción del rendimiento neto de la actividad. Asimismo, aquellos trabajadores que se encuentren inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, tendrán la posibilidad de aplicar una reducción en elImpuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del 20% sobre aquellos rendimientos netos que se obtengan durante estos dos primeros ejercicios de actividad.
  • Compatibilidad del inicio de una actividad empresarial y el derecho a prestación por desempleo; como última medida de interés para el fomento del emprendimiento, cabe destacar la posibilidad de todos aquellos emprendedores menores de 30 años para mantener el cobro de su prestación por desempleo durante los 9 primeros meses de actividad por cuenta propia, compatibilizando de esta forma ambos aspectos durante el inicio de su proyecto.

 

Vía Blog Axa

Otras Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies