¡Qué buen comparador de seguros!

Acepto las políticas de privacidad y soy mayor de edad

Si lo prefieres nos llamas

Me he confundido de combustible al repostar. ¿Qué hago?

Las gasolineras, por lo general, te avisan del tipo de combustible que vas a repostar con un mensaje sonoro cuando coges la manguera. Pero no todas lo hacen y puede que la cartelería que así lo tiene que indicar sea insuficiente o estén en mal estado. También puede ocurrir que tengas vehículos propulsados por diferentes combustibles y que, por despiste, repostes el equivocado, algo más frecuente de lo que pensamos, a pesar de las pegatinas que los fabricantes suelen poner en el interior de la tapa del depósito.

Pero, ¿qué puede pasarle al coche si cometemos un error en el repostaje? ¿qué tenemos que hacer?

Darse cuenta antes de arrancar, clave para evitar una avería

Lo más importante es darse cuenta cuanto antes, mejor antes de arrancar el vehículo. Si es así, toca llamar a la grúa o a un servicio de asistencia para que lleven el coche a un taller y procedan al vaciado y limpieza del depósito. Es la mejor manera de que nuestro coche no sufra daños, pero lamentablemente no es lo habitual darse cuenta tan pronto.

Lo común es darse cuenta tras haber recorrido unos kilómetros, cuando empiezas a notar sensaciones extrañas. En ese caso, ya vamos tarde. Los conductos que van al depósito ya se habrán vaciado y habrá entrado el combustible equivocado. Si notas que el coche empieza a fallar, no insistas.

Si te das cuenta en la propia gasolinera antes de arrancar, deja el coche donde está y no intentes introducir la llave de contacto. Si te das cuenta circulando por carretera, para en un lugar seguro y, en el caso de tener que salir del coche, ponte el chaleco reflectante, señaliza la zona y avisa a la grúa.

Cuando echamos gasoil en un coche de gasolina

Las mangueras tienen diferente grosor según el tipo de combustible, y en el caso del surtidor de gasolina, ésta es más ancha que la del diésel por lo que lo normal es que no entre, pero… puede producirse el error. Si nos equivocamos y el repostaje de combustible supera el 5% del depósito, el motor empezará a dar sus primeros fallos, incluso puede dejar de funcionar.

En este caso lo que hay que hacer es vaciar y limpiar el depósito. ¡Cuidado! Lo tiene que hacer un profesional. Sacar el combustible del depósito es una operación que conlleva riesgos y se requieren unas medidas de seguridad como ropa especial, seguir un protocolo, balizar la zona y buscar tomas de tierra. No intentes hacerlo con medios poco seguros como una pera o aspirando un tubo de goma. ¡El error de repostaje puede acabar mucho peor!

Cuando repostamos gasolina en lugar de gasóleo

En este caso el error nos puede salir mucho más caro, especialmente si la cantidad de gasolina que hemos echado es considerable. El motor comenzará a fallar en forma detirones bruscos y podría llegar a pararse. ¿Qué ha pasado? Ni más ni menos que el filtro o la bomba de inyección se han visto afectados y puede darse el caso de que haga falta sustituirlos. Incluso, puede afectar a uno o varios inyectores, piezas caras.

En cuanto te des cuenta del error, avisa al servicio de asistencia para que sea un técnico especializado el que compruebe el daño y repare los desperfectos.

Pon mucha atención al repostar, una tarea rutinaria a la que no damos la importancia adecuada. Ten en cuenta que muchos servicios de asistencia no incluyen el error de repostaje, por lo que los costes correrán por tu cuenta.

Vía Circula Seguro

Otras Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies