¡Qué buen comparador de seguros!

Acepto las políticas de privacidad y soy mayor de edad

Si lo prefieres nos llamas

El seguro sigue su cruzada contra un fraude que en 2015 tuvo un impacto de 550 millones

El seguro español sigue firme en su cruzada contra el fraude, una lacra cuyas consecuencias finales en definitiva las pagan todos los asegurados por el principio de que a mayor siniestralidad más caro es el seguro. Y por ese motivo las compañías no se conforman solamente con recuperar el dinero pagado indebidamente sino que además denuncian los hechos para que todo el peso de la ley recaiga sobre el defraudador.
Como todos los años el seguro español, a través de la patronal Unespa y de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA), presentó los resultados de esa lucha contra el fraude durante el año anterior. Así, en 2015 se produjeron cerca de 306.000 reclamaciones fraudulentas al seguro, que tuvieron un impacto de 550 millones de euros.
Para la patronal, esa cifra de siniestros simulados, inducidos e inventados, así como de los incidentes fortuitos en los que los perjuicios padecidos fueron exagerados parece abultada pero, si se compara los 51,7 millones de siniestros que atendieron las aseguradoras durante el ejercicio, demuestra que “los fraudes son obra de un colectivo minoritario, que busca lucrarse ilícitamente a costa del resto de asegurados”.
Las entidades estiman que en el conjunto del seguro un 1,22% de los partes que reciben son fraudulentos. Daños corporales en accidentes de tráfico es la cobertura que presenta una mayor propensión a las estafas, en la que un 5,35% de estos siniestros son un fraude y que tiene un peso en el fraude total superior al 35%. Le siguen otras coberturas de autos como el robo, de los que el 3,79% de los siniestros son fraudulentos y tienen un peso de casi el 10%.
En total los fraudes relacionados con el seguro de Autos concentran más de la mitad de los importes reclamados de manera ilícita; concretamente el 53%. A continuación se sitúan los seguros del Hogar, que suponen un 20% del dinero que se intenta defraudar. ICEA destaca el ramo de vida por la gravedad de los fraudes que padece y señala que en 2015 hubo un intento de estafa detrás de sólo un 0,86% de los siniestros de este ramo pero la cuantía que reclamaban ascendió a 34 millones de euros, un 6,21% del total.
Para la patronal, los ramos que gozan de gran capilaridad social son los que presentan un mayor número de incidentes. No en vano, el seguro de automóviles está presente en un 81% de los hogares españoles, mientras que el de multirriesgos es contratado por un 75% de las familias.
ICEA, por su parte, destaca la creciente importancia de los fraudes de pequeña cuantía, que son aquellos en los que la cantidad reclamada no alcanza los 500 euros. Este tipo de engaños muestra una senda creciente en los últimos cinco años y constituye en la actualidad un tercio de los fraudes.

Jorge Holgado

Otras Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies