¡Qué buen comparador de seguros!

Acepto las políticas de privacidad y soy mayor de edad

Si lo prefieres nos llamas

El plazo de gracia de los seguros

El plazo de gracia, también conocido como periodo de gracia o mes de gracia de los seguros, es un concepto que puede dar lugar a malas interpretaciones y problemas en cuanto a las obligaciones de la aseguradora y del asegurado.

Según el artículo 15 de la Ley del Contrato del Seguro, la cobertura quedará suspendida un mes después del día de su vencimiento. Esto implica que la aseguradora tiene obligación de mantener la cobertura hasta un mes después del vencimiento de la póliza. Pero esto no significa que la aseguradora tenga la obligación de regalar un mes de seguro, sino que el objeto de este mes de gracia es dar la posibilidad al asegurado de subsanar cualquier problema en el pago de la renovación del seguro que haya podido darse. De hecho, la anualidad del seguro no empieza a contar el día que se paga la póliza, sino el día que correspondía la renovación de la misma.

Si transcurrido ese mes el asegurado no paga la póliza la cobertura se suspende, pero eso no significa que el asegurado se haya “librado” del seguro. De hecho, el contrato no caduca hasta seis meses después de que se haya producido el impago de la prima. Si se paga antes de ese plazo, la cobertura vuelve a tener efecto veinticuatro horas más tarde.  En cualquier caso, el asegurador, cuando el contrato esté en suspenso, sólo podrá exigir el pago de la prima del período en curso.

Cobertura obligatoria hasta que quede constancia de la finalización del contrato

En cualquier caso, mientras la aseguradora no demuestre que se ha extinguido el contrato, el asegurado sigue contando con la cobertura obligatoria de responsabilidad civil. La Sentencia de la Sala 1ª del Tribunal Supremo  de 10 septiembre 2015, Rec. 544/2013, fija como doctrina de la Sala a los efectos previstos en el artículo 15.1 de la Ley de Contrato de Zeguro, en caso de impago de la primera prima o prima única, en una póliza de seguro obligatorio de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor, la siguiente:

Para que la compañía aseguradora quede liberada de la obligación de indemnizar al perjudicado en el contrato de seguro obligatorio de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor por impago de la primera prima o prima única por culpa del tomador, es necesario que acredite haber dirigido al tomador del seguro un correo certificado con acuse de recibo o por cualquier otro medio admitido en derecho que permita tener constancia de su recepción, por el que se notifique la resolución del contrato.

Mejor dejar las cosas claras

La aseguradora puede solicitar el pago de la prima por vía ejecutiva.  El hecho de no pagar la póliza no exime al asegurado del abono de la misma. De hecho, aunque la mayoría de las aseguradoras dan por finalizados los contratos cuando no se paga la póliza, en realidad están en su derecho de reclamarla por vía ejecutiva. Tal y como dicta la primera parte del artículo 15 de la Ley de Contrato del Seguro:

Si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, o la prima única no lo ha sido a su vencimiento, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza. Salvo pacto en contrario, si la prima no ha sido pagada antes de que se produzca el siniestro, el asegurador quedará liberado de su obligación.

Por Eva María Rodríguez

Otras Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies