¡Qué buen comparador de seguros!

Acepto las políticas de privacidad y soy mayor de edad

Si lo prefieres nos llamas

Asegurado, tomador, beneficiario y otras personas del contrato de seguros.

En los contratos de seguros aparecen varias personas: asegurado, tomador, beneficiario y asegurador; cuyo nombre formal puede dar lugar a confusión si no se está acostumbrado a leerlos. Sin embargo, no hay que caer presa del pánico o del aburrimiento pues para facilitar la labor de comprensión incluimos una breve definición y ejemplos de cómo intervienen cada una de estas personas en el contrato de seguro de autos y de vida.

¿Qué personas intervienen en el contrato de seguro?

En el contrato de seguro se delimitan los derechos y obligaciones de los sujetos que intervienen por lo que resulta importante identificar quiénes son estos sujetos. Las principales personas que intervienen son:

  • Asegurador: es una persona jurídica a la cual se  le paga la prima y que tiene la obligación de indemnizar si se produce el siniestro.
  • Asegurado: es la persona cuyos bienes o intereses están expuestos al riesgo, por ejemplo, en el seguro de vida, la persona que puede fallecer.
  • Tomador: es quien suscribe el contrato de seguros y que paga la prima, es decir, el contratante.
  • Beneficiario: es quien que recibirá la indemnización en el caso de que se produzca el siniestro.

Como se puede intuir, el tomador, el asegurado y el beneficiario pueden ser la misma persona o personas distintas. Esta situación que resulta aparentemente compleja se entiende más fácilmente si observamos el funcionamiento de los seguros de auto y de vida.

¿Cómo se aplicaría en los seguros de auto?

Uno de los casos en los que más se aprecia la diferencia entre estos sujetos es el seguro de auto. Es una situación familiar bastante común que los padres contraten el seguro para sus hijos. Por lo que, los padres serían el tomador y los hijos el asegurado. El beneficiario es la persona que designe el tomador aunque, por lo general, en el seguro de auto la indemnización será el mismo tomador el que la reciba.

¿Cómo se aplicaría en los seguros de vida?

Los seguros de vida pueden contratarse sobre la vida propia o la de un tercero siendo obligatorio que este último preste suconsentimiento para suscribir el contrato de seguros para el caso de que el riesgo que se asegure sea la muerte. Es decir, en esta situación, la persona del tomador y el asegurado coincidirá en el primer caso y no coincidirá en el segundo caso.

El beneficiario del contrato de seguro de vida es la persona que designa el tomador del seguro (contratante) en la póliza, en testamento, o en una declaración escrita comunicada al asegurador para que perciba la indemnización en caso de que se produzca el siniestro cuyo riesgo quede cubierto en el contrato de seguros.

¿Quién puede ser el beneficiario del contrato de seguro de vida?

La designación del beneficiario puede ser de una persona en concreto o establecer unos criterios para determinar a la persona en el momento en que se produzca el fallecimiento.Los beneficiarios del contrato de seguro de vida podrían ser, por ejemplo, los hijos del tomador (contratante) o del asegurado.

La persona del beneficiario puede cambiarse en cualquier momento en el caso sin necesidad de que justificar alguna causa para cambiarlo. En caso de modificarla, hay que tener en cuenta que no es necesario que el asegurador dé su consentimiento sobre este cambio.

¿Qué ocurriría en el caso de que no se hubiera designado beneficiario del contrato de seguros de vida?

En el caso de que no se hubiera concretado el beneficiario o criterios para poder determinar al beneficiario al producirse el siniestro el capital percibido en concepto de indemnización se incluirá en el patrimonio del tomador.

Vía Rankia

Otras Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies